Estética de la recepción: Cuando los niños pequeños aún no leen