Muchos cambios y algunas certezas para las bibliotecas de investigación, especializadas y centros de documentación