Un solo punto de acceso a internet desmejora el servicio óptimo de redes